Domingo 7 del Tiempo Ordinario – Ciclo A

tiempordinario

Nos reunimos  y lo hacemos en silencio y con recogimiento para expresar el respeto que nos merece la presencia de Dios aquí. Sin embargo, la verdadera razón es que somos templo de Dios “¿No sabéis que sois templos de Dios y que el Espíritu Santo habita en vosotros?” El Señor está en nosotros y con nosotros, que nos hemos reunido en su nombre y celebraremos el memorial de su muerte y resurrección. Por eso, la celebración debe ser expresión del respeto y amor que nos debemos los unos a los otros. Y de otra parte, la eucaristía debe ser el punto de arranque para llevar al mundo el calor y el testimonio del amor cristiano, amor que debe llegar incluso al enemigo.

1. Oración inicial

Tú nos has concedido, Padre,
la ley nueva que nos hace libres
en Cristo tu Hijo amado…

Otórganos también el poder comprender
que son tus preceptos eternos
el camino luminoso de la vida.

Danos la sabiduría que pueda conocerte,
el amor que no cese de buscarte,
la fe necesaria para poder encontrarte.

Así ayudaremos a que en el mundo
prevalezcan la justicia y el derecho.
el respeto a la vida y la paz,
para gloria eterna de tu nombre.

Seguir leyendo “Domingo 7 del Tiempo Ordinario – Ciclo A”