Domingo 14 del Tiempo Ordinario – Ciclo C

XIV

Los textos de este domingo están en la clave del camino de Jesús hacia Jerusalén para cumplir su misión mesiánica. El camino de Jesús es el camino de los cristianos. Por eso él, que era el Enviado de Dios, envía a setenta y dos discípulos. Este número tiene su importancia, pues debe ser interpretado como explícita significación de universalidad. Según el modo de pensar de los antiguos setenta y dos eran los pueblos que habitaban la tierra. El envío de Jesús es universal, el anuncio de su Reino es para todos, su salvación alcanza a la humanidad entera. Todo cristiano es enviado al mundo para predicar el Evangelio no solo con palabras, sino con los gestos y las actitudes que dan credibilidad: la pobreza, el desinterés, la renuncia, que más que virtudes son signos de la disponibilidad hacia el don de la salvación que Dios ofrece a todos y que debemos traspasar a los demás.

1. Oración inicial:

Señor Jesús, habías elegido a unos discípulos para que fueran en tu Nombre llevando la Buena Nueva, confiando plenamente en ti, esperando todo de ti, sabiendo que eras Tú el que los enviabas; al reflexionar esta Palabra, te pedimos Señor, que nos ayudes a tomar conciencia de lo que implica vivir nuestra fe en ti y así danos la gracia de corresponder a todo lo que nos pides, para que Tú puedas hacer tu obra en y por nosotros, así como lo hiciste con los primeros discípulos. Amén. Seguir leyendo “Domingo 14 del Tiempo Ordinario – Ciclo C”