IV Domingo de Pascua – Ciclo A

tiempordinario1

En el evangelio se acumulan las imágenes para describir qué es Cristo para nosotros: la piedra angular, el camino (ambas, el domingo que viene), el Templo, el Pastor. El que el mismo Cristo se presente hoy como la puerta tiene una intención muy concreta. Puerta significa entrada, acogida, mediación, acceso. «El que entre por mí se salvará… encontrará pastos». Cristo se revela como el enviado del Padre, el verdadero Maestro, la invitación a entrar, la bienvenida a la casa de Dios, a su Reino.

1. Oración:

Señor Jesús, Tú el Buen Pastor que das la vida por tus ovejas, que las cuidas y estás con ellas, a quienes conoces y quienes te conocen, derrama tus gracias en nosotros, para que al reflexionar tu palabra, te conozcamos siempre más, y así busquemos imitarte y seguirte, como también pedir, que sean muchos los que escuchen tu invitación para ser como Tú. Señor, ayúdanos a darnos cuenta de tu cercanía y tu relación con nosotros, para que esto nos sensibilice a pedir por las vocaciones sacerdotales, para que sigas llenándonos de tu amor y de tus gracias por medio de ellos. Amén.

Seguir leyendo “IV Domingo de Pascua – Ciclo A”