Domingo 26 del Tiempo Ordinario – Ciclo B

XXVI domingo del tiempo ordinario

1. Oración para disponer el corazón

Con San Pablo, doblamos las rodillas ante el Padre para que nos conceda, según los tesoros de su gloria, fortalecernos en el hombre interior por medio de su Espíritu, y acoger a Cristo en nuestros corazones por medio de la fe, para que, enraizados y fundados en el amor, logremos conocer el Amor de Cristo que trasciende todo conocimiento, y así nos llenemos de la total plenitud de Dios (cf. Ef 3,14-19).
Seguir leyendo “Domingo 26 del Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Domingo 25 del tiempo ordinario – Ciclo B

XXV domingo del tiempo ordinario

1. Introducción:

El domingo pasado, el anuncio de que la promesa de vida nueva del Mesías se realizaría a través del fracaso de la cruz había suscitado la reacción contraria de Pedro. Hoy, la reacción es mucho más lamentable y entristecedora: los discípulos ni siquiera han escuchado, sus preocupaciones se dirigían hacia el éxito personal, exactamente lo contrario de lo que Jesús intentaba explicarles. Y Jesús, pues, debe volver a explicar y a insistir en el estilo que él propone: se trata de querer vivir toda la vida como servicio; y se trata de saberlo reconocer a él no en los grandes y prestigiosos, sino en los humildes y débiles.
Seguir leyendo “Domingo 25 del tiempo ordinario – Ciclo B”

Domingo 24 del Tiempo Ordinario – Ciclo B

XXIV domingo del tiempo ordinario

1. Introducción:

Siguiendo la temática del saber oír y proclamar del domingo anterior, hoy la enseñaza está orientada hacia la búsqueda del verdadero seguimiento a la persona de Cristo. La primera lectura nos ofrece la visión de Isaías sobre la vocación del siervo sufriente. El Evangelio presenta a Jesús revelando su verdadera identidad.
Seguir leyendo “Domingo 24 del Tiempo Ordinario – Ciclo B”

Domingo 23 del Tiempo Ordinario – Ciclo B

XXIII domingo del tiempo ordinario

I. Introducción

Durante estos domingos podemos ir contemplado a Jesús bajo distintos aspectos, y qué actitudes básicas se desprenden para nosotros sus seguidores, hoy las lecturas muestran a Jesús bajo un rostro muy claro, muy evidente. Jesús es alguien que se preocupa de todo mal que pueda dañar al hombre, y hace todo lo que está en sus manos para liberarlo.

Jesús es alguien que muestra que Dios y su Reino son la liberación de todo dolor que oprime al hombre, de toda esclavitud que le haga infeliz. Jesús es alguien que muestra que en él actúa Dios precisamente en esto: en hacer el bien a los que lo necesitan. Jesús es alguien que, de este modo, crea alegría a su alrededor.

La primera lectura de hoy, el salmo y el evangelio son una proclamación entusiasta de este “programa” de Jesús, de este “proyecto” de Dios. La segunda lectura nos muestra, en cierto sentido, una de estas consecuencias: ¿qué trato y consideración tienen, en nuestras comunidades, los que no tienen relevancia social, ni dinero, ni prestigio? Reflexionemos los textos que la liturgia nos ofrece este domingo.
Seguir leyendo “Domingo 23 del Tiempo Ordinario – Ciclo B”