Domingo 4 de Adviento – Ciclo A

Adviento

En este último domingo de Adviento, vísperas de Navidad, la liturgia nos coloca la figura de José como referente y como modelo para disponernos a celebrar el nacimiento del HIJO de Dios. De los personajes que intervienen en los Evangelios de la Infancia, de los más sorprendentes y de más significativos, es la figura de José. Porque es un personaje, que nos ayuda a comprender la verdadera dimensión e identidad del discípulo, de ahí, que mirando la actitud de José, estaremos encontrando un proyecto a ser vivido, pues José, es la persona absolutamente disponible, totalmente entregado a la causa del Señor. Todo lo que hace lo hace por y para Jesús, en vista y en función a Él. Es el que no habla, pero actúa; el que no discute, sino realiza; el que no objeta sino ejecuta el proyecto que Dios le manda. De ahí, que uno encuentre en Él todo un proyecto de vida a ser imitado, en sí, el perfil del verdadero discípulo.

1. Oración

José, el justo, tú el hombre de Dios, el que te dejabas conducir por el Espíritu, el que aceptaste y asumiste el proyecto de Dios para ti, te pedimos que intercedas por nosotros, para que como Tú tengamos la docilidad y apertura que tuviste, para saber decirle al Señor: SÍ, así como lo hiciste Tú.

Por eso, ayúdanos, a que en esta Navidad, le abramos el corazón al Señor, y dejemos que Él ocupe el centro de nuestra vida, siendo Él todo para nosotros, como lo fue para ti. Ayúdanos a estar disponibles y ser dóciles, como lo fuiste tú. Que así sea.

  Seguir leyendo “Domingo 4 de Adviento – Ciclo A”